Consejos para almacenar los vinos

El vino de rioja se conoce por su capacidad de adaptarse a cualquier situación y por ser el complemento ideal para cualquier velada. Pero para que el vino pueda ser aprovechado en su máximo potencial, debe ser almacenado adecuadamente. Los vinos de la rioja deben ser almacenados a unos 55° Fahrenheit, 10° F por debajo de la temperatura ideal para servir.

Los vinos almacenados en lugares demasiado calientes acelerarán el proceso de envejecimiento, haciendo que las características de los sabores frutales se tornen pastosos y se mezclen de mala manera. Un vino almacenado demasiado frío también puede dañar el sabor, pero por lo general no es tan peligroso como sobrecalentarlo.

Las bajas temperaturas hacen más lento el proceso de envejecimiento, pero si su vino no se congela, probablemente no habrá ningún daño importante. Las temperaturas más frías, como un refrigerador de 40° Fahrenheit, está bien para el almacenamiento a corto plazo. Los vinos que se congelan plantean sus propios problemas. A medida que el líquido se congela se expande y puede empujar el corcho hacia afuera, o peor aún, rompiendo la botella. Es importante mantener los vinos a la temperatura más consistente posible.

Un delicado equilibrio de la humedad es también vital para el almacenamiento del vino. Los vinos conservados en un ambiente seco ponen en peligro el corcho, si éste se seca puede encogerse y permitir que el oxígeno se filtre en la botella o que el vino se filtre. Toma en cuenta estos consejos para que puedas disfrutar al máximo de la calidad de estos vinos, si quieres saber más entra en nuestra pagina web.

 

 

You May Also Like

About the Author: lexa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *